Recursos multas 900 900 774 Reclamación Accidentes 900 835 050 Nosotros te llamamos
Síguenos En Facebook En twitter En Instagram En Youtube En Linkedin
Anulada una multa a un conductor que dio positivo en drogas por fallos en la custodia de la muestra de saliva

Las irregularidades en la custodia de la muestra de saliva con la que los agentes realizan el test de drogas pueden provocar que se anule la sanción impuesta al conductor que da positivo. Así, ha ocurrido en un caso resuelto por Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 9 de Valencia.

El hombre había sido sancionado por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes con una multa de 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos del permiso de conducir. Sin embargo, decidió recurrir la sanción. Su principal argumento ha sido que se había roto la cadena de custodia de la muestra de saliva que le tomaron los agentes de la Guardia Civil para realizarle el test en el que dio positivo en drogas.

Y es que tal y como se ha confirmado en la sentencia la muestra tardó 6 días en entregarse al transportista desde que se tomó. Para la jueza este lapso de tiempo fue excesivo e injustificado, Además la Jefatura Provincial de Tráfico de Valencia, según se recoge en la resolución, no ha acreditado durante el juicio el estado y las condiciones de conservación de la muestra durante esos días. "Teniendo la Administración la carga de la prueba que sirva de base para la imposición de una sanción, es lógico que si dicha prueba carece de validez, no puede servir de elemento que acredite la responsabilidad", explica la abogada que ha ganado este caso, Paloma García Alejo, portavoz jurídica de Dvuelta. En este sentido, cabe añadir que para la jueza tampoco ha quedado demostrada la capacitación del transportista – empleado de una entidad privada - para conservar la muestra íntegra.

Por otro lado, el conductor también ha alegado que los agentes de la Guardia Civil que le realizaron la prueba para verificar si había consumido sustancias estupefacientes no estaban capacitados para ello. Tal y como se ha expuesto en la sentencia, a pesar de que la Abogacía del Estado sostuvo que todos los agentes de la Guardia Civil deben someterse a una formación específica para realizar esta práctica no ha presentado ninguna prueba de que esos agentes la tuvieran. "El hecho de que el agente de la autoridad no dispusiera del curso específico para poder realizar las pruebas de detección de drogas en el organismo, se traduce en que dicha prueba no tiene la entidad suficiente para probar dicha culpabilidad, y de haberse admitido como válida, se estaría vulnerando el principio de presunción de inocencia", valora la abogada.

En consecuencia, el retraso en la entrega al laboratorio de la muestra de saliva del conductor provocó una ruptura en su cadena de custodia que impide garantizar su integridad y que ha dado lugar a la anulación de la multa impuesta.

Si te han puesto una multa o tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros.
900 900 774