Mantente informado de las mejores noticias referentes al tráfico
Todos lso radares que vigilan nuestras carreteras
15/07/2019

El avance de la sociedad va estrechamente ligado al avance de la tecnología y en el caso de los

cinemómetros

no ha sido la excepción. Su principal función sigue siendo la de

controlar la velocidad

de los vehículos en los distintos puntos de circulación, pero según su tipología, éstos pueden variar e incluir otras herramientas de control.

La DGT de Pere Navarro sigue apostando por el

control de la velocidad

para disminuir el número de muertes en carretera, y también, por qué no decirlo, porque son una fuente inagotable de recaudación. Por esta razón, tal y como se ha publicado en un reciente Boletín Oficial del Estado (BOE) contará con:

1.3534.140 euros para el mantenimiento y compra de nuevos

radares

.

 8,7 millones de euros para asegurar la operatividad de los helicópteros

Pegasus

.

77.084,50 euros para la compra de bandas reflectantes, escudos y letras adhesivas para vehículos de la Guardia Civil.

500.000 euros para la empresa Dimensión Data para la actualización y mantenimiento de equipos de telecomunicaciones de la DGT.

Dentro de este plan de mantenimiento se encuentran varios tipos de

cinemómetros

y con variadas funciones:

El

radar fijo


Es el más conocido y como su nombre lo indica, su ubicación no varía. Suelen encontrarse dispuestos dentro de una cabina, en el lateral de la vía. Su presencia siempre está señalizada con carteles.

El

radar de tramo


Controlan la velocidad media con la que el conductor circula entre dos puntos. Se considera que los radares de tramo no tienen error, y por tanto no se aplica ningún margen a la medición que realizan, así que, si el límite es 90 km/h, la multa llegará cuando se supere esa velocidad.

El

radar móvil


Son aquellos que se ubican dentro de coches oficiales o camuflados de la Guardia Civil o sobre un trípode junto a la vía.

Radar Velolaser


Son pequeños dispositivos portátiles que pueden resultar imperceptibles por sus dimensiones. Su control inalámbrico le permite funcionar de manera autónoma durante 5 horas, vía WIFI, 3G o 4G. Es capaz de controlar vehículos circulando hasta 250 km/h y detectar la velocidad de hasta los vehículos en dos carriles de circulación.

Helicóptero

Pegasus


Se trata de una aeronave equipada con dos cámaras y capaz de volar a 300 metros de altura para fotografiar con nitidez a los vehículos que infrinjan las

normas de circulación

. Debido a su gran tecnología pueden medir la distancia entre el helicóptero y el vehículo infractor, detectar su posición exacta y calcular la velocidad media con la que circula y en caso de infringir la normativa, sancionarlo.

Radar semáforo

o foto-rojo
No controlan la velocidad, su objetivo es detectar a aquellos conductores que se salten el semáforo en rojo.

Radar pedagógico


Son aquellos que muestran la velocidad a la que circulan los vehículos con el objetivo de hacer consciente al conductor de su velocidad, siendo esta demasiado rápida o no. Su función es meramente informativa y suelen tener pantallas que envían mensajes como: “Reducir velocidad”.

Radar cinturón


Son cámaras capaces de realizar 50 fotografías por segundo. Estas imágenes son enviadas son enviadas telemáticamente a un centro de

control de Tráfico

, como el de León, y es allí donde un agente comprueba si el conductor llevaba el cinturón, si utilizaba el móvil al volante o que la ITV y el seguro obligatorio estén en vigor, en caso de que se incumpla alguna o varias de estas normas, se envía un boletín de denuncia a la dirección del titular del vehículo para que identifique al conductor.

En

Dvuelta

recurrimos tus

multas por radar

. No dudes en contactarnos a través de nuestra página web: www.dvuelta.es o en el teléfono gratuito 900 900 774 para ayudarte a gestionar tu

recursos de multas.


Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo